Consejos para el Labrador Inglés y Americano

Hay una razón histórica por la que actualmente hay tantos tipos de Labrador diferentes. La razón primordial por la que empezaron a surgir diversas variedades de Labrador es la busca de perros de trabajo o bien la preferencia por los perros de compañía. Cuando charlamos de perros de trabajo, nos referimos a animales que efectúan diferentes funciones, como el pastoreo, la caza o bien la protección. En el caso de Labrador, su función inicial era cánido de caza y pastor Después, empezó a ser introducido en las casas como un can mascota que muestra un carácter sosegado, cariñoso y obediente. Lo que los criadores deseaban conseguir es que estos perros se acercaran lo más posible al estándar ideal de Labrador, buscando un perro de exhibición y no un perro muy activo. Entonces, ¿cuántos géneros de labradores hay? Había 2 tipos primordiales de labradores: labradores de trabajo, labradores americanos y labradores de exposiciones/empresas, labradores ingleses.

Que tras esta premisa es indispensable resaltar que esta distinción no es oficial, en tanto que solo hay una raza reconocida: el Labrador Retriever. Por tal razón, en el artículo vamos a hablar de las variedades de la raza que no se desvían de la regla oficial establecida por la Federación Internacional de Cianología [1]. Conque vamos ver el de Labrador Retriever existente.

Asimismo te puede interesar: Diferencias entre un Labrador y un Golden. Sommario

  1. Labrador americano
  2. labrador Ingles
  3. Labrador canadiense

Labrador americano

La primera cosa que se te ocurre tratándose de un Labrador americano es que la raza viene de U.S.A, mas ese no es el caso. Si bien hay tipos americanos y también ingleses de Labrador, la diferencia entre ellos no depende verdaderamente del país de origen, sino más bien de los 2 géneros de Labrador de los que charlamos previamente, el Labrador para el trabajo y los de la exposición. Concreta mente, Americanos son ejemplares para el trabajo y el Ingles es de exposición o bien de compañía,

El Labrador americano es un cánido muy atlético y elegante, con una musculatura más desarrollada y potente que los especímenes ingleses. Es de extremos delgados y largos, como el morro, significativamente más largo que en el Labrador inglés.

Al complemento a la apariencia, esta clase de Labrador asimismo cambia de carácter, en tanto que el americano es más activo y enérgico, y precisa efectuar ejercicio moderadamente intenso diariamente. Esto sucede en tanto que de forma tradicional ha sido criado para ser un cánido de caza y trabajo. Por tal razón, está bastante inquieto y esto puede complicar su adiestramiento cuando llega a cargo de un instructor inexperto. Si este es tu caso y deseas adoptar este género de Labrador, no te pierdas nuestro artículo en el que explicamos de qué forma adiestrar a un Labrador.

Labrador Inglés

El Labrador inglés es, por consiguiente, el Labrador de la exposición o bien de compañía, siendo muy diferente del americano, pese a estar conforme con la nacionalidad de origen. Estos perros tienden a ser más apacibles y más familiares, prefiriendo las actividades de ocio a los deportes intensos.

El Labrador inglés es el que más sostuvo el aspecto tradicional de la raza, en tanto que fue el que recibió más cuidado en lo que se refiere a cría para aparecer como el estándar oficial de la raza. Por otra parte, cabe apuntar que es un perro que madura tarde, mas cuando crece desarrolla un cuerpo bastante grueso, con una cola del mismo modo gruesa y patas parcialmente grandes. Las patas son bastante cortas, y estos perros tienen una cabeza mediana-pequeña con un morro de longitud moderada.

El personaje de El Labrador Inglés es una exquisitez, puesto que es un perro afable y  a quien le fascina dar y percibir amor. Se considera un enorme cánido niñera por el hecho de que es un apasionado de los pequeños, así sean humanos o bien cachorros de cualquier otro animal. Además de esto, por norma general asimismo va así como otros perros.

Labrador Canadiense

El Labrador canadiense no es un género de Labrador en sí. No obstante, esta vez el nombre tiene una referencia histórica esencial, a saber, que la raza Labrador Retriever procede de Canadá, tomando el nombre de la urbe de labrador.

Cuando charlamos de un Labrador canadiense, charlamos de un Labrador original, esto es, los primeros ejemplares de la raza, los que no han sido escogidos para trabajo o bien empresa. En el caso del labrador canadiense, no es una pluralidad perturbada por los criadores, es la versión pura de Labrador, por decirlo así. Es en esta clase de Labrador donde la esencia de los Labradores que brotaron en el siglo XVI se sostiene más viva.

El Labrador canadiense el día de hoy no existe como tal, en tanto que se refiere a la raza Labrador Retriever reconocida por las distintas instituciones y existente hace 5 siglos, que inevitablemente evolucionó de generación en generación.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir